Buscar este blog

Cargando...

El maquillaje y el Islâm

Volver a: Lícito e Ilícito en el Islâm

El maquillaje y el Islâm




La atracción hacia el embellecimiento y la expresión de la belleza es parte natural del carácter humano, tanto para el hombre como para la mujer.  Siendo que los preceptos islámicos no son jamás contrarios a las disposiciones naturales del ser humano, el Islâm no puede sino alentar y recomendar a los creyentes adoptar todo lo que puede contribuir al embellecimiento de la persona : sea bajo forma de ropas, de adornos u otros…  Allah dice en el Coran: "Di: ¿Quién prohíbe los adornos de Allah, creados por Él para Sus siervos, y las cosas buenas de la provisión?" (Surah 7 - Versículo 32)
 

A partir de eso, los sabios deducen que el embellecimiento bajo todas sus formas es permitido, excepto lo que fue explícitamente prohibido (como el tatuaje, la depilación de las cejas para adelgazarlas etc…), a condición de que este tipo de adorno o de embellecimiento sea conforme con la naturaleza del o de la que lo lleva; es así que un hombre no tiene el derecho de llevar adornos típicamente femeninos.
 

En cuanto a la cuestión sobre la acción de maquillarse la cara, podemos deducir la permisión basándonos en un hadîth relatado por Aisha (radhia Allahu anha) que dice lo que significa: "Viajábamos en compañía del Profeta (sallallahu alayhi wa sallam) hacia la Meca mientras habíamos frotado nuestras frentes con almizcle en el momento de llevar el Ihrâm. Cuando empezábamos a sudar, nuestras caras chorreaban la mezcla. El Profeta (sallallahu alayhi wa sallam) lo veía y por lo tanto, no nos lo prohibía." (Este Hadith es citado en la obra "awnul ma'bûd", Tomo 5 / Página 276). Este Hadîth muestra que las piadosas esposas del Profeta (sallallahu alayhi wa sallam) aplicaban un tipo de maquillaje perfumado sobre sus frentes.
 

El uso del khôl y del henna es autorizado por numerosos Hadîthes, relatados notamente por Ibn Mâja (rahimahuLlah) y at-Tirmidhi (rahimahuLlah). En cuanto al uso del colorete, del fond de teint o de la barra de labios, evidentemente no podemos encontrar indicaciones directas en los Hadîthes ya que estos productos no existían en la época del Profeta (sallallahu alayhi wa sallam). Pues tenemos que referirnos a los avisos jurídicos emitidos al respecto. Los sabios de la escuela shafi’i y hambali autorizan su uso para la mujer que está casada. (Referencia: "Al mufassal fi ahkâmil mar'ah" Tomo 3 / Página 398) 
 

Así también parece ser también la opinión de sabios de la escuela hanafi. Con respecto al pintauñas, su uso es también permitido –pero habrá que quitárselo antes de hacer la ablución, porque el pintauñas es impermeable y no permite al agua alcanzar las uñas(Referencia: "Al mufassal fi ahkâmil mar'ah" Tomo 3 / Página 398)
 

Es sin embargo necesario precisar dos puntos suplementarios:
 

1- Los productos de maquillaje no deben contener elementos derivados de productos ilícitos ni elementos nocivos que podrían perjudicar a la piel.
 

2- De manera general, el embellecimiento y el adorno, cual sea su forma, no deben ser "excesivos"; o sea que primero no debemos, para hacerlo, gastar inútilmente y exageradamente nuestro dinero. Fudhâla ibnu 'ubaïd (radhia Allahu anhu) dijo lo que significa: "El Profeta (sallallahu alayhi wa sallam) nos impedía el exceso en el lujo y la comodidad." (Relatado por Abu Dâwud (rahimahuLlah)) Esto significa también que la forma elegida para embellecerse no debe ser considerada como una alteración y un cambio en la creación de Allâh. El Coran considera esto como inspiración satánica; "Allah lo maldijo y él (el Diablo) contestó: Tomaré para mí a una determinada parte de Tus siervos. Y en verdad que los extraviaré, les haré tener falsas esperanzas, los instigaré, y harán cortes en las orejas del ganado, y los instigaré, y cambiarán la creación de Allah" (Surah 4 / Versículos 118-119) Según ash shawkâni (rahimahuLlah) (referencia "naylul awtâr" Tomo 6 - Página 193), la expresión "cambiar la creación de Allah" se refiere a todo cambio irreversible y permanente del físico humano. El Profeta (sallallahu alayhi wa sallam) mencionó algunos de esos cambios en los Hadîthes. Todo embellecimiento que tiene como consecuencia este tipo de cambio es prohibido en el Islam. 
 

Anotemos finalmente que la mujer musulmana no tiene el derecho de mostrarse ante hombres extranjeros (con quienes el matrimonio es lícito) estando maquilladas de manera excesiva, como se hace actualmente. Este hábito fue considerado por algunos sabios como una nueva forma de "Tabarruj(expresión mencionada en el Coran (Surah 33 / Versículo 33) y que es definida por algunos sabios como siendo el hecho, para la mujer, de exhibirse en presencia de hombres extranjeros adoptando una actitud que provoca deseos ilícitos…), que es en sí considerado como un pecado mayor por los sabios (Referencia: "Al Kabâïr" del Imâm Adh Dhahabi (rahimahuLlah) - "Al Mufassal" Tomo 3 / Páginas 417 y las siguientes).


Eso es lo que el Sheykh al-Qaradâwi escribe al respecto (en el síntesis de uno de sus estudios que tiene como objetivo de demostrar el carácter no obligatorio del llevo del "Niqâb" (el velo integral, que cubre la cara de la mujer) y de los guantes para la mujer musulmana, cuando sale de su casa…) :

"Dejar la cara descubierta (para la mujer) no significa que se cubra de colorete u (otros maquillages) colorados. Y dejar las manos descubiertas no significa que deje crecer sus uñas y las pinte. Debe salir (en público) adoptando una actitud modesta y púdica ("muhtashimah"), sin adornarse ("ghayr mutazayyinah") y evitando el "Tabrruj" (ver el sentido de este término más arriba). Lo que le fue autorizado al respecto, es el embellecimiento ligero ("Az Zînat ul Khafîfah"), como fue relatado según Ibnu Abbâs (radiAllahu ‘anhu) y otros, es decir el "Khôl" en los ojos y los anillos en los dedos." (Ref: "Fatâwa Muâsirah" - Tomo 2 / Página 336)


 

Wa Allâhu A'lam !

Y Allâh Sabe Más !


Ver también: Maquillaje y Ablución